Gracias a la generosidad de sus dos hijas, los fondos bibliográficos de Dña. Natacha Seseña, doctora en historia del arte e investigadora de la cerámica, han sido donados a la Escuela de Arte Francisco Alcántara. Este inestimable tesoro, fruto de su amor por la cerámica y tesón investigador, servirá para enriquecer el conocimiento de futuras generaciones.